viernes, 13 de mayo de 2016

GOBIERNO Y GUERRILLAS, LA BOMBA ATÓMICA COLOMBIANA




La bomba atómica se lanzó en Agosto de 1945 donde hubo más 246,000 muertes en esos dos días de bombardeos nefastos para el Japón.

[1]En Colombia, alrededor de 220.000 muertes en 57 años se han generado, por la guerra y conflicto armado y algo más de 6 Millones de personas han sido víctimas por desapariciones, amenazas, secuestros, víctimas de algún acto de terrorismo, personas afectadas por el asesinato de un ser querido, víctimas de minas antipersona, tortura, reclutamiento forzado de menores de edad y violencia sexual.

Empezar así este escrito, es porque estoy cansado, cansado de ver las noticias y escuchar a través de los medios a los Congresistas, Ministros, Fiscales, Procuradores, Concejales, Gobernadores, Alcaldes y hasta al mismo presidente hablar de PAZ, REFICAR, ANLA, ISAGEN, Vías 4G, Resistencia Civil, y de todos los procesos manejados por estos gobernantes que han sido nefastos para esta Nación.  Pero al contrario de lo que sucede diariamente estos mismos personajes se “adulan” ante los medios como los salvadores de la patria en medio de una coyuntura de falsas expectativas para una sociedad ultrajada por este Estado democráticamente fallido.

No soy experto en temas políticos, económicos, sociales y demás, pero sí creo que tengo el criterio de opinión de lo que veo diariamente en los medios (Prensa, Radio, Televisión, Internet), y que como ciudadano no quiero callar pero de igual forma asusta por ejercer el derecho de libre expresión, a pesar de que meses atrás el artículo 20 de la Constitución Colombiana fuera violado por las mañas Gubernamentales para callar a periodistas y cerrarles sus micrófonos por informar la verdad.

He pensado en estos días cómo hacer de este artículo algo leíble y congruente para usted. Hay una  mezcla de tantas cosas, pero de esa mezcla deduzco que este país está a un click de explotar como una Bomba atómica.

Por un lado, como lo dije antes, los Gobernantes haciendo de las suyas para sacar tajada en el tema de la paz, sí, esos mismos que están creando fundaciones para lograr con contratos de plata del post conflicto sacar provecho de esos supuestos 450 millones de dólares que entrarán al país para los programas de ayuda de resocialización de las víctimas y de los guerrilleros.  Esas guerrillas que supuestamente luchaban por un el pueblo y para el pueblo, ahora se convierten en organizaciones legítimas las cuales podrán hacer política y entrar a los niveles sociales importantes de el país.  El método cambia, La dejación de armas se convierte en compra de votos, las guerrillas rurales se convierten en guerrillas urbanas con centros de operaciones en las principales organizaciones de Gobierno unidas a las artimañas de nuestros gobernantes, y que también se concentran en carteles corruptos que incluyen una mezcla de organizaciones ilegítimas pero legalizadas como paras, narcos, izquierdas, derechas centros y demás para obtener réditos de contratos adjudicados a dedo de los cuales gran parte de esos dineros son escondidos a través de compañías de papel creadas en Panamá u otros paraísos mientras los que realmente deben ser beneficiados por esos programas se hunden más en su miseria tal y como pasa en La Guajira, Chocó, Cauca y demás departamentos olvidados por El Estado.

Ejemplo claro de ello, son los programas de alimentación para niños en las diferentes regiones del país;  y cómo estos carteles se roban gran parte de esos recursos para hacer de las suyas mientras estos niños “Futuro de Colombia”, frase que he escuchado por más de 30 años y nada pasa, se desploman al piso por desmayos porque no han probado bocado alguno.  Desgarrador ver escenas como estás en muchos putos cardinales del país, mientras en los diferentes corredores de las instituciones se traman los próximos ataques al erario.

Como lo dije antes, no soy experto en estos temas pero sí veo el descaro y cinismo de estas personas justificando ante los medios sus actos como los de REFICAR y las licencias Ambientales en La Sierra de la Macarena frases como [2]“Yo no creo que allá (REFICAR) se hayan robado, estoy seguro que no se han robado la plata que están diciendo, no” @Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia o esta [3]Busquen en Google terrícolas secuestrados por alienígenas el año pasado, de seguro van a haber 20.000, ahora busquen acuíferos secados por la industria petrolera y no van a encontrar” @Juan Carlos Echeverry, Presidente Ecopetrol.
Pues 14. 700 búsquedas me arrojó para los terrícolas y  50.900 para acuíferos.

¿Quién investiga? No es nuevo saber que para cada institución, cada “cacao” tiene su cuota burocrática y política.  Bien lo dice @Yohir Akerman en su artículo del 30 de Abril de 2016 del periódico EL ESPECTADOR en su columna [4]Yo te absuelvo, tú me eliges” del cual habla del nuevo Ministro de Justicia Jorge Londoño, absuelto por un proceso judicial ayudado por el Procurador General de la Nación.

Ahora bien, haber blindado los acuerdos de paz y de alguna manera pretender elevarlos a ser artículos especiales constitucionales refleja el mismo trato que se le dio en 1991 a la extradición de Narcos.

Vuelvo y pregunto, ¿quién investiga?, ¿quién está en la capacidad de rectificar el rumbo de un país como Colombia?  ¿Qué héroe de historietas gringas necesitamos para fortalecer nuestras instituciones y símbolos patrios?

Seguramente no pasará nada, no pasará nada por la misma indiferencia que nos acusa  de ver todos los días en los medios robos, extorsiones, muertes, violaciones, etc, y que de alguna forma debemos sobrevivir ante cada hecho que pasa en las calles, mientras que el “ego” gubernamental manejado desde oficinas Bogotanas y Habaneras ni se da por enterado de lo que pasa en el mundo real.

Para los japoneses el “KAIZEN” “KAI–acción de enmendar” “ZEN – Beneficioso” palabra que se convirtió en filosofía en la posguerra y resulta ser el llamado al “Mejoramiento Continuo” lo que hace ver que para ellos el beneficio mutuo y de los otros son actos altruistas que ayudan a ser naciones constructivas.

Un ejemplo más de una cultura que en crisis reconstruye ciudades en tiempos record, mientras que en Colombia se destruyen ciudades y campos en los mismos tiempos o más para así sacar más tajadas.

Paz, Equidad y Educación sofismas que nos mantienen en vilo, pero que de alguna forma serán impuestos a la fuerza por el autoritarismo gubernamental.  Una bomba atómica que si no explota quedará hundida en una Colombia tóxica por otros 57 años más.


Leonardo Álvarez.

Publicar un comentario