martes, 22 de julio de 2014

QUEJARSE VALE LA PENA

Hace un par de días cuando me quejé de la empresa Directv por su mal servicio en una de sus oficinas y por su community manager, recibí una llamada de uno de sus agentes.  Una persona muy educada y muy cordial que pudo escuchar en unos 15 minutos mis inconformidades sobre la marca a través de la atención al cliente.  Después de haber hablado con la persona encargada esta me pide disculpas y empieza a tratar de solucionar mis requerimientos los cuales en 3 pasos y que no demoró más de 10 minutos pudo lograr complacer mis inquietudes.

Es decir que Quejarse vale la pena! Qujarse vale la pena pero con el respeto que se merece cada persona, no con insultos ni ofensas para esos seres que reciben muchas veces malos tratos por que cada cliente cree que tiene la razón y además cree que es el único de cada especie.

Además, quejarse con la persona indicada, con la persona que sí se preocupa por el cliente y que es la encargada para estos menesteres y no, como lo dije en el escrito pasado a través de call centers y/o community managers.

Hay quiero agradecer a esa persona encargada "Angélica" quien en un buen obrar, una buena comunicación, educación y buen lenguaje, logramos solucionar 3 temas importantes tanto para mí como cliente, como para la compañía.

Directv gracias.

Quejarse con respeto vale mucho la pena.

Leo.


Publicar un comentario